Posiciones de yoga para el sexo (parte 2)

Yoga para sexo

Las posiciones de yoga para el sexo es el tema que utilizamos nn nuestra última entrada. Muchos de vosotros nos habéis escrito para pedirnos más. y es que, sin duda, buscar variedad en nuestros encuentros sexuales diarios es una excelente idea. Por supuesto que el yoga puede aportarnos un buen número de ideas. Tanto es así que hemos decidido complaceros aportando alguna otra posición de yoga que nos pueda servir para utilizar en un encuentro sexual.

La postura del perro hacia abajo es otro de los clásicos del yoga que podemos utilizar para nuestros encuentros sexuales. La posición sexual hacia abajo del perro es casi idéntica a su contraparte de yoga. Para lograr un perro normal hacia abajo, desde una posición de pie, coloca las manos en el suelo con los brazos, la espalda y las piernas estiradas, logrando una forma de «v» invertida.

Por lo general, con el perro hacia abajo tus pies estarían separados al ancho de los hombros. Para transformarlo en una posición sexual emocionante, solo aumenta la distancia entre tus pies para que tu pareja tenga suficiente espacio para entrar por detrás. Ya sea por vía anal o por vía vaginal. Ese asunto, en realidad, ya es decisión de los participantes y nada tiene que ver con la postura.

La posición del puente es otro clásico del yoga.  Para lograrla, comienza recostándose sobre tu espalda. Luego, dobla las rodillas y coloca los pies en el suelo. Empuja tus manos hacia el suelo para levantar tu trasero y retroceder. Ahora, deberías estar descansando sobre tus hombros y brazos. Puedes juntar las manos debajo de ti para que la postura sea más segura si es necesario. Ahora, solo toca relajarte y comenzar a disfrutar.

La postura del puente se adapta fácilmente para el sexo, todo lo que necesitas hacer es aumentar la distancia entre tus pies antes de comenzar la postura. Esto debería generarle a su compañero espacio para moverse entre tus piernas. Y proceder con la penetración. Sin duda, una excelente opción que, además, resulta bastante sencilla de llevar a cabo. Incluso para los no muy iniciados en el arte del yoga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.