Cosas que nunca debes usar como lubricante (parte 1)

Lubricante

Hay un buen número de cosas que nunca deberías usar como lubricante. El buen sexo es bueno por muchas razones. La mezcla de sensaciones que se acumulan hasta el clímax final del placer puede ser una experiencia verdaderamente memorable. Una de las formas más fáciles de mejorar la vida sexual es incorporar lubricante a la mezcla. Si bien puedes pensar que usar lubricante es solo para las generaciones mayores, no podrías estar más equivocado.La verdad es que el lubricante es una parte natural del sexo. No solo ayuda a garantizar la comodidad para ambas partes, sino que también puede aumentar enormemente el placer, dependiendo de la variedad de lubricante utilizado. No es vergonzoso usar lubricante y no hace que el sexo sea menos sexy. 

De hecho, 9 de cada 10 mujeres dicen que el lubricante lo hace aún mejor. Es muy raro que el cuerpo esté lubricado de manera óptima por sí solo. Así que ayudarlo en el camino con un lubricante especialmente diseñando para este menester es una buena idea. Sin embargo, hay algunas cosas que definitivamente nunca debes usar como lubricante para el sexo.

El aceite de coco es un producto popular. Tiene usos aparentemente interminables. Se ha convertido en un elemento básico en los armarios de de todo el país. El lubricante de aceite de coco, sin embargo, no es ideal.

¿Por qué? Bueno, el aceite de coco contiene propiedades antivirales y antibacterianas que podrían alterar el equilibrio del pH vaginal y provocar infecciones.  Aunque el aceite de coco es un excelente humectante para la piel y el cabello no funciona así de bien en materia sexual.

La vaselina  tampoco está recomendada. Crea una barrera en la piel que bloquea la humedad. Debido a que no se absorbe en el cuerpo, permanece en la piel, creando una experiencia desordenada que es difícil de limpiar. También está relacionado con la vaginosis bacteriana en las mujeres.

Al ser un producto a base de aceite, la vaselina no es adecuada para usar con condones de látex. El uso de un lubricante a base de aceite y condones de látex hará que el condón se degrade, dejándolo más vulnerable a las rasgaduras. Por lo tanto, esto aumenta el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual y embarazos no planificados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.