Posiciones si no puedes tener un orgasmo

Posiciones

Vamos a dar algunas posiciones sexuales para probar si no puedes tener un orgasmo. Cuando se trata de orgasmos, algunas mujeres los consiguen fácilmente  y, otras, simplemente piensan que eso es algo que les sucede a otras mujeres.

Pero creemos que el sexo puede ser totalmente completo y placentero sin que ambas partes experimenten un orgasmo.

La mayoría de las mujeres no alcanzan el orgasmo únicamente a través del sexo con penetración, prefieren el sexo oral, los dedos y cualquier cosa que involucre el clítoris para llegar allí. Entonces, en la búsqueda del orgasmos perfecto, puede ser una buena idea contar con la ayuda de vibradores, geles de placer y juguetes sexuales.

Experimentar para encontrar las posiciones sexuales más agradables que te ayuden a correrte también es algo para intentar. Si te resulta difícil alcanzar el orgasmo durante el sexo, estas  posiciones pueden aumentar tus posibilidades. Recuerde, el viaje es más importante que el destino, ¡así que disfrútalo!

El misionero renovado es una de las posiciones que has de intentar si no puedes tener un orgasmo. Si no sueles alcanzar el orgasmo solo con la penetración, este podría ser la posición ideal para ti. Comienza en la posición sexual del misionero, de espaldas con tu pareja encima de usted.

Pídele a tu pareja que incline su cuerpo hacia tu cabeza para que su pelvis esté un poco más alta que la tuya. En lugar de empujar hacia adentro y hacia afuera, puedes comenzar con una acción de fricción más suave contra tu pelvis para comenzar.

Esto puede ayudar a estimular su clítoris. Exactamente, la estimulación directa que algunas mujeres necesitan para alcanzar el orgasmo.

El perrito hacia abajo es otra de las posiciones que puede mejorar tu relación con el orgasmo si es que tienens problemas con él. Comienza apoyando las manos y las rodillas mientras tu compañero se arrodilla detrás de ti, sosteniéndose en tus caderas mientras empuja hacia adentro y hacia afuera.

Para cambiar el ángulo de penetración, colócate sobre los codos, ya que la intensidad de esta posición podría permitir la estimulación del mítico punto G. Otra opción es bajar el pecho a la cama mientras dejas las caderas en el aire y tu pareja se agacha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.