Diversidad: sexo, personalidad y género

Diversidad sexual

La diversidad está en el centro de todo. La sexualidad incluye nuestro sexo, nuestra personalidad y nuestro género. Esta es la razón por la que tenemos dos sexos.  A algunas personas les gusta ser diferentes. Les gusta la atención que reciben y pueden tomar medidas para diferenciarse de los demás vistiéndose o comportándose de manera diferente.

Necesitamos ser sensibles al hacer comentarios sobre personas que son diferentes. Se debe alentar a los niños a incluir a otras personas que no encajen naturalmente en un grupo social. Solo cabe el respeto.

El sexo determina el estado biológico de una persona como hombre o mujer. El sexo se define por hechos biológicos: cromosomas, equilibrio de hormonas, anatomía interna y externa. Nadie puede cambiar de sexo. No pueden adquirir una función reproductiva diferente a aquella con la que nacieron. Los hombres producen esperma de sus testículos. Las mujeres producen óvulos a partir de sus ovarios. La naturaleza es así.

El género es el sentido interno de una persona de ser hombre o mujer. La identidad de género está relacionada con el sentido de pertenencia. Desde pequeños queremos ser identificados según nuestro género. Alineamos nuestras preferencias personales con características específicas.

El género es un concepto que está influenciado por la cultura, la clase y la raza. El género se refiere al comportamiento y los atributos que se consideran masculinos o femeninos en un grupo social, pero que pueden verse de otra manera en otro.

La mayoría de las personas se identifican con el sexo en el que nacieron, incluso si no siempre se comportan de manera estereotipada para su sexo. Otras personas tienen una fuerte objeción emocional a ser identificadas como su sexo biológico. Es parte de la diversidad.

Transgénero es un término para personas cuya identidad, expresión, comportamiento o sentido general de sí mismos no se ajusta a lo que generalmente se asocia con el sexo en el que nacieron en el lugar donde nacieron. A menudo se dice que el sexo es una cuestión del cuerpo, mientras que el género ocurre en la mente. El respeto es clave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.