El cáncer de cuello uterino

Cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es la principal causa de muerte relacionada con el cáncer en los países en desarrollo. En la India, el cáncer de cuello uterino es el  más común relacionado con la mujer, seguido del  de mama. Cada año se diagnostican alrededor de 122,844 nuevos casos de cáncer de cuello uterino.

Afecta mayoritariamente a mujeres de mediana edad (entre 40 y 55 años), especialmente a aquellas de menor nivel económico que no realizan controles de salud periódicos. Las primeras etapas del cáncer de cuello uterino son asintomáticas. Las etapas posteriores pueden presentarse con sangrado vaginal anormal, flujo vaginal maloliente, dolor lumbar, sangrado y dolor al orinar o dolor durante las relaciones sexuales.

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es ahora una causa bien establecida de cáncer de cuello uterino. Varios cofactores asociados con la persistencia del VPH son el tabaquismo, la promiscuidad, el uso prolongado de anticonceptivos orales y otras infecciones de transmisión sexual como el VIH.

Al menos el 50% de los hombres y mujeres sexualmente activos contraen el VPH en algún momento de sus vidas. Generalmente se resuelve de manera espontánea. Sin embargo, solo el 3-10% de las mujeres desarrollan infecciones persistentes y tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

Herramientas para la prevención:

Cambios en el estilo de vida. Evitar las parejas sexuales múltiples, retrasando la primera relación sexual, reduciendo el consumo de tabaco.

Dado que la detección temprana predice un mejor pronóstico, una de las formas más efectivas de prevenir y controlar el cáncer de cuello uterino es la detección periódica mediante diagnóstico temprano.

El cribado mediante citología cervical  ha llevado a una marcada reducción de la incidencia de cáncer de cuello uterino. La prueba no se considera para mujeres menores de 25 años y mayores de 65 años. Se recomienda un examen cada 3 años para las mujeres de entre 25 y 49 años. Para el grupo de edad entre 50 y 64 años se recomienda una prueba cada 5 años.

La prevención mediante vacunación se perfila como la opción más eficaz. Entre las diversas cepas de infección por VPH, dos cepas: VPH 16 y 18, representan más del 70% de todos los casos de cáncer en todo el mundo. Las vacunas contra el VPH que previenen la infección por VPH 16 y 18 ya están disponibles y tienen el potencial de reducir la incidencia de cánceres cervicales y otros cánceres anogenitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.