Sobrecarga de deseo sexual

Sobrecarga de deseo sexual

La sobrecarga de deseo sexual puede llegar a ser un problema. El deseo sexual puede variar de un hombre a otro. Para cualquier hombre puede variar significativamente de vez en cuando. Sin embargo, los hombres en general disfrutan de tener un pene que casi siempre está listo para levantarse y funcionar. Sin embargo, en los casos en que un hombre está experimentando hipersexualidad, ese impulso puede presentarse en un grado que puede presentar serios desafíos. La sobrecarga puede ser peligrosa.

¿Existe una definición fácil de hipersexualidad? Realmente no. En general, se reconoce que la hipersexualidad  significa una frecuencia extrema o un aumento repentino de la actividad o el deseo sexual. Pero ser mejor definido que eso es difícil. EN definitiva, una sobrecarga del deseo sexual.

Por ejemplo, ¿cómo se cuantifica la «frecuencia extrema»? Es difícil ponerle un número. ¿La actividad sexual es todo tipo de actividad sexual o es solo sexo en pareja? ¿O solo tipos específicos de sexo en pareja? ¿Y cómo se mide el deseo sexual? En la mayoría de los casos, la hipersexualidad parece ser una de esas condiciones del tipo «No puedo definirlo, pero lo sé cuando lo veo».

Hay cuatro tipos principales de hipersexualidad, clasificados principalmente por causa:

1. Adicción al sexo. De esta forma, la necesidad de tener relaciones sexuales es similar a la necesidad de un medicamento.

2. Sexualidad compulsiva. Aquellos con problemas de sexualidad compulsiva se involucran en el sexo no por un deseo primordial de contacto sexual, sino porque al hacerlo les brinda alivio de la ansiedad o tensión.

3. Sexualidad impulsiva. Con la sexualidad impulsiva, una persona tiene un impulso de tener relaciones sexuales al que no puede resistir.

4. Hipersexualidad médica. Algunas condiciones médicas y medicamentos pueden, en algunos casos, crear un aumento de las condiciones del deseo sexual. El trastorno bipolar es una de esas afecciones, al igual que varias afecciones neurológicas. La metanfetamina y los esteroides anabólicos también pueden causar hipersexualidad.

El tratamiento generalmente requiere terapia intensiva y puede involucrar el uso de medicamentos para controlar el deseo sexual. A veces el problema no resulta obvio pero, de no detectarlo a tiempo, puede hacerse más grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.