El juego posterior al sexo

El juego posterior

El juego posterior, la contraparte del juego previo posterior al coito, es uno de los aspectos más importantes, aunque sorprendentemente descuidado, de la relación íntima. No cabe duda de esto. Si buscas juegos previos en Internet, encontrará fácilmente mucha información al respecto. Sin embargo, si buscas juegos posteriores, la información será escasa.

Sin embargo, esto no debería socavar su importancia. Si no hay juego posterior, la relación íntima se desequilibrará. Y es por eso que los juegos previos y posteriores se deberían considerar igualmente importantes. E

Para tener una experiencia sexual exitosa, la pareja normalmente necesita participar en las siguientes tres partes básicas: juego previo, penetración y juego posterior. Es muy parecido a la introducción, el cuerpo y la conclusión de un libro o un artículo. También es comparable a las etapas del desarrollo humano.

Cuando eres un niño, se te permite hacer ciertas cosas y se te prohíbe hacer otras.  Después de la niñez llega la edad adulta con todo su vigor y expediciones aventureras. Y finalmente, envejecemos y queremos relajarnos gradualmente.

Del mismo modo, no debes simplemente darse la vuelta y comenzar a dormir, y tal vez a roncar, después de la eyaculación. Esto se debe a que has elevado a tu pareja a lo más alto durante las dos últimas partes de la relación íntima, y ​​ahora también necesitas bajarla lenta y suavemente hasta que llegues al suelo nuevamente.

El juego posterior consiste en besar, acariciar, abrazar y cualquier otro acto que demuestre a tu pareja que todavía estás interesado en ella. Que tu interés no ha disminuido de repente. En otras palabras, demuéstrale que ella es una pareja de vida y amor que te apasiona, no simplemente una pareja sexual en la que no estás interesado después de tu deseo pasajero.

Deberías dedicar un tiempo a hacer esto. Debe ser tan largo como los juegos previos. Por lo general, debe durar entre 10 y 20 minutos. Sin embargo, esta cifra es una mera aproximación. Las personas son diferentes y debes seguir observando a tu pareja para decidir cuándo es suficiente. Lo que nos diferencia puede ser absolutamente maravilloso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.