Limpiar tu juguete sexual

Limpiar los juguetes sexuales

Limpiar tu juguete sexual es la práctica más importante que puedas realizar con él.  SIn duda. A veces, tanto las empresas de juguetes como los consumidores  pasan por alto la importancia de limpiar un juguete sexual después de su uso. Los juguetes sexuales no suelen venir con instrucciones sobre cómo limpiarlos, pero esta es una de las prácticas más importantes cuando se trata de usar tu juguete.

Los juguetes sexuales entran en contacto con las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Si bien los procesos corporales mantienen las bacterias en estas áreas a niveles saludables, cuando los fluidos entran en contacto con el material de una vibración o un consolador, las bacterias ya no están reguladas.

Las bacterias desagradables, incluida la candidiasis, pueden multiplicarse rápidamente en una superficie sólida o porosa. La reintroducción de estas bacterias en tu cuerpo pueden causar infecciones en los lugares más sensibles. Es importante limpiar tu juguete sexual después de cada uso por las razones mencionadas anteriormente. Para evitar la propagación de bacterias desagradables durante las sesiones, tu juguete debe limpiarse después del uso anal, antes de usarlo en otro orificio y antes de usarlo con tu pareja.

Debes invertir en un limpiador antibacteriano para eliminar los líquidos y microbios de tu juguete. Estos limpiadores son lo suficientemente fuertes como para matar las bacterias, pero lo suficientemente suaves como para usarlos después de cada sesión. Todos los juguetes deben limpiarse, incluso aquellos que no entren en contacto directo con líquidos o se utilicen en la boca.

El limpiador de juguetes sexuales debe rociarse sobre el juguete y limpiarse suavemente con un paño para eliminar cualquier residuo. Luego, deben dejarse secar al aire.

Las vibraciones y los consoladores también se pueden limpiar con agua tibia y jabón. Pero recuerda dónde se usarán los juguetes y considera esto al elegir un jabón. Los limpiadores de juguetes sexuales tienen un pH equilibrado que no interfiere con la armonía natural del cuerpo. Sin embargo, algunos jabones de manos no tienen esta característica, por lo que los juguetes deben enjuagarse bien después de limpiarlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.