Fingir el orgasmo y el ego de los hombres

Fingir el orgasmo

Fingir el orgasmo es algo que algunas mijeres hacen en ocasiones. Que las mujeres alcanzan el orgasmo masturbándose solas es algo que se conocio con el Informe Kinsey. Anteriormente nadie tenía idea de que las mujeres pudieran llegar al orgasmo. Sin embargo, generaciones de hombres no tuvieron dificultades para alcanzar el orgasmo mediante el coito. La creencia en el orgasmo femenino con un amante es una fantasía moderna que tranquiliza a los hombres sobre la continua disposición de las mujeres a ofrecer relaciones sexuales.

Los hombres dicen que quieren ser buenos amante, pero todas sus suposiciones se basan en el hecho de que una mujer puede tener un orgasmo con un amante. Esta fantasía hace que las mujeres finjan. Algunas mujeres se dan cuenta de que el desempeño sexual de un hombre es vital para su bienestar emocional. Si una mujer quiere darle a su amante la satisfacción de asumir que, a través del coito u otros medios, le ha proporcionado la estimulación que necesita para alcanzar el orgasmo, entonces está obligada a fingir.

Las mujeres aprenden que si un hombre no puede encontrar la liberación a través del coito y la sensación de que ha satisfecho a su amante, todo su mundo se desmorona. El problema de la honestidad sobre el sexo es que los hombres quieren tener relaciones sexuales regulares independientemente del interés mucho menor de una mujer. Un hombre necesita ser excitado y sentirse aceptado en su relación sexual. Él confía en los excitantes eróticos incluso si solo están en su cabeza. Entonces, las mujeres fingen el orgasmo para mantener felices a los hombres.

Los hombres parecen tener una necesidad casi infantil de creer en sus fantasías de excitar a las mujeres. La mujer, que ama a los hombres, no tiene corazón para desilusionarlos. Incluso si las mujeres les dicen a los hombres que el sexo no les proporciona el mismo placer, los hombres simplemente no lo entienden. El ego sexual de un hombre significa que durante toda su vida puede creer (a pesar de todas las pruebas contrarias) que las mujeres de su vida querían sexo tanto como él siempre.

dura un hombre (desde la penetración hasta la eyaculación) es de solo dos minutos. Pero a los hombres que disfrutan del erotismo les gusta extender el tiempo que dedican al sexo ofreciendo juegos previos. Esto hace que el sexo sea más oneroso para una mujer. No se trata solo del tiempo involucrado, sino también de la necesidad de que una mujer dedique más tiempo a formar parte de la actividad.

Fingir un orgasmo proporciona una manera fácil para que una mujer acelere el sexo y lo termine lo más rápido posible. Si una mujer miente (fingiendo un orgasmo) a un hombre, él la encuentra tremendamente atractiva. Si ella es honesta, entonces él encuentra a otra mujer. ¿Qué esperan los hombres?

Algunas mujeres consideran que fingir es humillante y francamente ridículo. Supuestamente, el 50-80% de las mujeres falsifican. El hecho de que una mujer no finja no significa que tenga un orgasmo. Muchas mujeres se sienten humilladas por la idea de hacer todo ese ruido ridículo y poco convincente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.