La comunicación en el sexo

Comunicación

La comunicación resulta fundamental para el sexo. Tanto como lo es para el resto de actividades humanas. Sin embargo, gran parte de la actividad sexual entre heterosexuales se lleva a cabo sin comunicación. Una vez que se ha establecido la intimidad, al besar, por ejemplo, un hombre asume que ha sido aceptado como amante. Aumenta su exploración del cuerpo de una mujer. Una mujer responde permitiéndole acceder a su cuerpo. No hay una discusión explícita. Un hombre sabe lo que quiere y una mujer coopera porque no tiene una agenda propia.

La mayoría de nosotros nos sentimos inseguros acerca de complacer o actuar para un amante. Queremos saber cómo podemos ser buenos en la cama. Ahí es fundamental la comunicación Pero los hombres preguntan mucho más que las mujeres sobre cómo pueden complacer a un amante. Los hombres creen que tendrían más sexo si pudieran proporcionar la estimulación que una mujer necesita para el orgasmo. Los hombres asumen que las mujeres están excitadas como los hombres. Pero si las mujeres estuvieran excitadas, sabrían qué estimulación necesitan para llegar al orgasmo.

Es probable que un hombre sea cauteloso. No quiere desafiar porque quiere fomentar la amabilidad sexual de una mujer. Está feliz de aceptar que una mujer hable de excitación y orgasmo independientemente de la falta de pruebas. Incluso si una mujer no es tan proactiva sexualmente como le gustaría a un hombre, hablar de orgasmo indica una disposición al menos a cooperar con el coito.

Muchas mujeres encuentran que perder su virginidad es una gran decepción porque casi no hay sensación en el coito. En lugar de ser comprensivos, a los hombres les resulta imposible aceptar que la experiencia femenina pueda ser tan diferente. Un hombre imagina que la falta de capacidad de respuesta de las mujeres se resuelve fácilmente.

Él también quiere tener relaciones sexuales independientemente del placer de ella, por lo que prefiere asumir que los problemas con la excitación femenina son un problema de la mujer y no el suyo. Una mujer sabe que no está ni cerca de sentirse excitada ni por la perspectiva ni por la realidad del coito. El hecho de que un hombre no pueda comprender esto, hace que el tema sea imposible de discutir.

Hay una ventaja en tener una aquiescencia silenciosa. Si la objeción de una persona se reconoce explícitamente, se vuelve más difícil de ignorar. Los hombres quieren tener relaciones sexuales independientemente de los sentimientos de la mujer. Este es el impulso sexual masculino biológico natural. Algunos hombres disfrutan de los juegos previos como una forma de sentir que el sexo no es tan único. Pero muchos otros no quieren perder tiempo en actividades periféricas. Quieren seguir adelante con la obtención de su propia liberación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.