Limpieza para el beso negro

Limpieza para le sexo anal

La limpieza es fundamental para la práctica sexua. El solo pensamiento del juego anal para algunos puede provocar una reacción instantánea. Especialmente si eres una de las muchas mujeres cuyo primer encuentro con anilingus ha sido por medio de un dedo pícaro pinchando tu trasero sin consentimiento previo. Sin embargo, hecho correctamente entre dos parejas amorosas, el analingus puede brindarle una multitud de sensaciones maravillosas y también es una excelente introducción al sexo rectal.

El ano está revestido con muchas terminaciones nerviosas delicadas y cuando son estimuladas por el cosquilleo de una lengua tentadora, el resultado puede ser bastante celestial. El truco para disfrutar de estas nuevas sensaciones es amar tu trasero. La lipieza resulta imprescindible para que así sea. Superar cualquier inhibición y abrazar el beso negro como un acto increíblemente sensual e íntimo entre amantes. Es la aceptación total del cuerpo del otro. Sin que ninguna parte esté fuera de los límites lo que puede fortalecer los lazos y aumentar el sentido del erotismo.

Hablando de erotismo, otra razón por la que el juego anal se siente tan profundamente sensual es porque los músculos del piso pélvico se encuentran justo debajo de la superficie del área anal. Si los aprietas ahora, notarás cómo el ano se contrae ligeramente. Son estos músculos los que se comprimen durante el orgasmo. El juego anal, incluida la inserción de juguetes sexuales, despierta los músculos del suelo pélvico e intensifica todas las sensaciones eróticas.

Como todas las formas de sexo, es necesario tomar precauciones al experimentar con el juego anal. Lo primero es lo primero, debes limpiarte antes del beso negro. Asegúrate de que ambos hayáis ido al baño de antemano. Usa agua tibia y jabón para limpiar a fondo el ano e incluso puedes insertar un dedo enjabonado ligeramente dentro.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de todos sus mejores esfuerzos para limpiar, puede haber ocasiones en que la materia fecal se adhiera al ano y la piel que lo rodea. La materia fecal en realidad se almacena en el colon. Solo pasa por el recto cuando está lista para ser liberada por completo fuera del cuerpo. A veces pueden quedar rastros en el recto, el canal anal y el ano después de la defecación, aunque pueden eliminarse por medio del lavado. .

No te preocupe demasiado por esta posibilidad y no se deje llevar por la limpieza. De hecho, puede dañar o rasgar los tejidos blandos de la piel del ano si aplica demasiada fuerza. En su lugar, use toallitas húmedas para bebés, que son excelentes para la limpieza suave de todos los pliegues de la piel y también obtiene la ventaja adicional de su agradable olor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.