¿Por qué existe la pornografía?

La pornografía

¿Por qué existe la pornografía? Parce una pregunta tonta, ¿verdad? Pues existe porque a la gente le gusta verla. Si a la gente no le gustara verla, nadie ganaría dinero al producirlo. Pero aquí hay una pregunta más interesante: ¿Por qué a la gente le gusta ver a otros teniendo sexo? Después de todo, si tengo hambre, no obtengo ningún placer al ver a otra persona cenar. ¿Por qué debería ser diferente el sexo?

Probablemente, la respuesta tenga que ver con el hecho de que somos una especie muy social. Los fuertes gritos que hacen algunas mujeres cuando están muy excitadas son una característica habitual del sexo en la pornografía. Este fenómeno, al que los científicos se refieren como “vocalización copulatoria femenina”, resulta ser común en especies de primates altamente sociales. A primera vista, es un comportamiento extraño. Anunciar a quien esté al alcance del oído que estás teniendo sexo podría no haber sido la mejor idea en un bosque denso con depredadores acechando por todas partes.

Es probable que el propósito original de la vocalizavión copulatoria femenina en primates altamente sociales como nosotros fuera atraer a otros de su especie. Si escuchaste ruidos sexys en el árbol de al lado, probablemente te dieron ganas de trepar y unirte al festejo. Los testículos humanos están diseñados para entregar una enorme cantidad de esperma. Algo que solo sería necesario para una especie de «carrera armamentista» intravaginal en la que el esperma de un hombre compite contra el de todos los demás que se han apareado con su pareja femenina ese día.  Estos elementos están muy presentes en la pornografía.

Hace mucho tiempo, cuando no había puertas de dormitorio, el sexo debió ser un evento público. Si vio y escuchó a una pareja teniendo relaciones sexuales, eso debe haber actuado como un incentivo para unirse a ellos.

Hoy en día, las parejas comprometidas tienen relaciones sexuales por todo tipo de razones no reproductivas. Incluso para calmarse, hacer las paces y reforzar su compromiso mutuo. Los apareamientos promiscuos en los primeros tiempos de la humanidad probablemente sirvieron a todos estos propósitos con respecto al grupo que, sin duda, enfrentó los mismos desafíos para descubrir cómo compartir recursos, manejar los sentimientos heridos y llevarse bien entre ellos. Es probable que el sexo promiscuo en las llanuras de África hace unos 100.000 años haya ayudado a aliviar la tensión social y a fomentar cooperación y bienestar comunitario.

Si el resultado fue una orgía total o no, probablemente dependía de la cultura particular de su comunidad de cazadores-recolectores. Algunos probablemente alentaron este tipo de cosas y otros no. Pero cierto grado de promiscuidad en el apareamiento debe haber sido común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.