El vibrador de bala

VIbrador bala

El vibrador de bala es uno de los primeros vibradores que apareció en la escena de los juguetes sexuales.  Sigue siendo uno de  los favoritos. En parte, gracias a su versatilidad como vibrador vaginal y clitoridiano. Un juguete sexual pequeño y discreto. La bala se puede usar contra el clítoris o se puede insertar por vía vaginal para la estimulación del punto G.

Una gran opción para aquellas peresonas que  comienzan su colección de juguetes sexuales. Las balas son fáciles de usar y generalmente vienen con un simple botón de encendido y apagado en la base del vibrador. Aunque, algunos de los nuevos modelos vienen con un control remoto con cable que cuenta con un selección de velocidades y patrones de vibración. Estos vibradores miden unos 10 centímetros, lo que los convierte en un gran juguete sexual para viajar.

Simple y eficaz, te encantará la forma en que cuentan las diversas funciones de los vibradores de bala. Puedes usarlos por tu cuenta o hacer que tu pareja se divierta. No solo se pueden usar en el clítoris y el punto G, también puedes probarlo para el juego anal (exterior), en los labios, los senos o cualquier otra zona erógena que necesite atención.

Disponible en diferentes tamaños, el único hecho común que comparten todas las balas es su forma. Parecen balas, obviamente. No importa si son más largos, más delgados, mini o se parecen a un huevo. Siempre conservan su forma de bala.

El vibrador de bala tiene una forma perfecta para encajar en una variedad de fundas, arneses, consoladores de silicona o simplemente para ponerlo en un par de bragas. Funciona con dos pilas AA y emite unas vibraciones bastante impresionantes. Duran muchos años, lo que los convierte en una buena inversión para tu baúl de juguetes.

A continuación, encontrarás algunas formas de cómo usar el vibrador de bala.

    1. Usándolo en el clítoris. Para aquellas a las que les gusta la estimulación del clítoris directa y fuerte. Pueden colocar el vibrador de bala a lo largo entre los labios y sobre el clítoris. Si prefiere una estimulación menos directa, colocarán la bala vibradora en la palma de la mano. Luego, basta con mover la mano sobre los labios.

2. Usándolo en el punto G.  Antes de comenzar, aplioca un poco de lubricante. Empieza moviéndolo por el exterior de la abertura vaginal. Dado que esta es un área extremadamente sensible, querrás ir despacio para que realmente pueda disfrutar al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.