El arte de los juegos previos

Arte

El arte puede estar, por supuesto, en las cosas más pequeñas de la vida. También en las más importantes. Y, por supuesto, en ese espectro podemos encontrar el sexo. En todas sus formas. Los juegos previos se conocen en gran medida como una gama de estimulación física erótica que tiene lugar antes del sexo  mal llamado real. Implica comportamientos que son sexualmente placenteros y, a menudo, implica el uso de la lengua, los dedos, el cabello, el pecho o un juguete sexual para dar y recibir una experiencia sensorial en todo el cuerpo a través de deliciosos besos, caricias, lamidas, mordiscos y chupadas. También se puede hacer arte con estas herramientas.

Sin embargo, la mayoría de los expertos en sexo hoy en día creen que los comportamientos que comúnmente se etiquetan como juegos previos son actividades sexuales placenteras por derecho propio y no deben considerarse solo preliminares a otras actividades. La mayoría encuentra esto objetable. Ya que implica que todo lo demás no es más que un calentamiento para el coito, su punto final fijo.

Cuando se trata de juegos previos, los placeres sexuales, como la estimulación oral y manual, deben considerarse como características independientes. Un menú sexual dinámico y en constante evolución, del cual el coito es solo uno. Por lo tanto, es necesario desviarse de la norma de que el sexo se trata solo de lograr un orgasmo. De hecho, la experiencia sexual máxima, y ​​considerar el sexo como todo el viaje sexual. Algo increíblemente íntimo que emprenden las parejas para alcanzar el máximo placer. Y, en ocasiones, una forma de arte.

Por lo tanto, los juegos previos deben considerarse como parte de una interacción sexual más amplia, un componente esencial que estimula y prepara el cuerpo y la mente emociones para moverse a través de las fases del ciclo de respuesta sexual. Una preparación para el orgasmo. Por lo tanto, tener una carga erótica por parte de una pareja sexual no debe significar necesariamente que toda interacción deba terminar con la gratificación sexual. Por lo tanto, los juegos preliminares no tienen por qué tener que ver con el sexo, sino con infundir en una relación un sentido de amor e intimidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.