Ser sexualmente invisibles

Ser sexualmente invisible

Los hombres y mujeres sexualmente invisibles han aprendido y  subconscientemente han elegido ser sexualmente invisibles. A diferencia del celibato, que es una elección, los hombres y mujeres sexualmente invisibles tienen las mismas necesidades emocionales que todos los demás y son igualmente capaces de entablar relaciones íntimas. Pero no pueden hacerlo porque el sexo opuesto no considera que tengan valor sexual. Sexualmente, son invisibles.

Hay varias razones por las que alguien puede adoptar una postura sexualmente invisible en la vida:

      • Supuestos negativos sobre el yo después de abuso sexual u otro abuso infantil severo. Esto puede interferir con las respuestas instintivas e intuitivas a su sexualidad.
      • El albergar sentimientos confusos sobre el sexo y la sexualidad se traduce en sentirse presionado para ocultar o disfrazar su sexualidad.
      • Falta de habilidades sociales y sexuales apropiadas que nunca fueron enseñadas por modelos adultos.
      • Sin interés en el sexo. El sexo es una prioridad baja en sus vidas. El sexo no es una parte natural de sus vidas y no entienden por qué otros se obsesionan con algo tan insignificante.
      • Estrés: laboral y personal

Cualquiera que sea la razón, la invisibilidad sexual que puede haber sido originalmente adoptada de manera subconsciente como un mecanismo de afrontamiento puede tener efectos devastadores en un individuo.

La invisibilidad sexual no solo es frustrante sino dolorosa y puede conducir a la depresión o establecer un patrón de actividad sexual secreta. La adicción a la pornografía u otras formas de sustitutos sexuales que solo terminan convirtiéndose en una gran parte del problema. Haciendo que este crezca y crezca llegando hasta límites que pueden llegar a ser insoportables.

La solución pasa por tener voluntad para profundizar. Ser realmente honesto con uno mismo, reflexionar sobre la propia realidad, intercambiar ideas con un amigo o profesional que lo apoye  y realmente empujarse hacia adelante. Puede ser que esa sea la razón por la que el sexo y la sexualidad son un problema tan grande en todo el mundo. Pero de nuevo lo necesitamos. Necesitamos ser sexuales. Es nuestro derecho de nacimiento.Sin duda, el ser humano es un animal sexual por su naturaleza y así debemos sentirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.