Intimidad sexual: diferentes grados

Intimidad sexual

La intimidad sexual cuenta con diferentes grados. Y es preciso conocerlos. A menudo, es muy difícil o imposible para una mujer resistir un sentimiento muy fuerte de amor sexual de un hombre. Especialmente en el calor de la pasión. Una pareja puede estar apasionadamente interesada en la intimidad física hasta el punto en que se vuelven ciegos a todo lo demás. Muy a menudo, una mujer no sabe cómo decirle que no a un hombre cuando quiere tener más intimidad sexual. Quizás ella no quiera herir sus sentimientos. Ella necesita saber que no tiene la obligación de ceder a sus avances físicos. Si una mujer no está preparada, debería decirle con educación y firmeza que no a las insinuaciones sexuales de un hombre.

Decir no a los avances sexuales no significa necesariamente que las personas involucradas en una relación no deban tener intimidad sexual. Sin embargo, no es necesario que recorran todo el camino para ser estimulados sexualmente. Una mujer puede simplemente decir: ‘Me gusta esto, pero no estoy lista para más’. No puedo ir más allá de esto por ahora ‘. Si la considera y la respeta, entonces es digno de ella. Si no lo hace y se siente molesto, entonces no es digno de ella. Demuestra que no está preparado para tener una relación seria, entonces ¿por qué salir con él? Una mujer puede decir que sí a diferentes niveles o grados de estimulación sexual sin tener que llegar hasta el final. Hay principalmente cuatro grados de intimidad sexual o física.

La primera base tiene que ver con muchos besos, abrazos, abrazos y rodar; durmiendo juntos y acostados alternativamente uno sobre el otro. Al principio, una pareja se toca casualmente o sin saberlo. Pueden pasar algún tiempo mirándose mientras comparten una comida juntos. A medida que se van conociendo, se siente muy cómodo rodeándola con el brazo y tomados de la mano en privado y en público. En privado, pueden pasar un buen rato besando apasionadamente y presionando sus cuerpos, pero restringen deliberadamente la estimulación hasta aquí.

La segunda  base es de caricias prolongadas. En esta base comienzan a estimular aquellas zonas de su cuerpo que les dan más placer sexual. Hay principalmente tres zonas de exploración. La primera zona es de cuello y hombros hacia arriba, incluyendo brazos, manos y pies, la segunda de cintura para arriba y la tercera de cintura para abajo, la segunda base incluye exploración en las zonas uno y dos. Poco a poco comenzarán a explorar y tocarse entre sí. Al principio, esta exploración se hace con la ropa puesta, con menos ropa y sin nada.

La tercera base es la de la estimulación completa de los genitales excluyendo las relaciones sexuales, incluye tocarse, acariciarse y estimularse mutuamente en las tres zonas. Aunque las relaciones sexuales no están involucradas en esta etapa, ambos eventualmente disfrutan de la dicha orgásmica de dos almas unidas en amor.

La cuarta base, comúnmente llamada base de operaciones, es el coito. Con esta nueva comprensión de las cuatro bases, una pareja se liberará de los patrones pasados ​​y tendrá la libertad de crear la relación que desea. Por lo tanto, una mujer puede comunicarse con precisión y precisión un hombre hasta dónde está dispuesta a llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.