Sexualidad femenina a lo largo de los años

Sexualidad femenina a lo largo de los años

A lo largo de los años, la sexualidad femenina normal ha atravesado campos de espinas y dolores insoportables. Siempre infligidos por la cultura y la ignorancia. Los psiquiatras y profesionales médicos de élite fueron la vanguardia de una crueldad bestial. Fue un desprecio médico generalizado por la sexualidad femenina muy normal, que también se encontraba en la vida pública y a lo largo de numerosas obras literarias.

En el siglo XIX se creía que la masturbación femenina y la ninfomanía  eran anomalías graves. Que podían progresar a melancolía masturbatoria, parálisis, ceguera e incluso la muerte. Fueron los psiquiatras y ginecólogos los que abrieron el camino formulando teorías ridículas y diseñando remedios crueles. Charles Brown-Séquard un endocrinólogo popular (1817-1894) e Isaac Baker Brown (1811-1873) un ginecólogo defendieron una operación quirúrgica llamada clitoridectomía. Efectivament, consistía en cortar el clítoris de la mujer, como una cura para el trastorno. Desafortunadamente, esta operación se utilizó en muchas partes de Europa. Isaac Baker Brown se hizo muy popular como el principal cirujano de clitoridectomía.

Entre sus indicaciones para el uso de la clitoridectomía, Isaac Baker Brown también incluyó epilepsia, catalepsia, menstruación dolorosa, menstruación abundante, depresión, histeria demencial y demencia. A lo largo del tiempo, mucho después de su muerte en 1873, la clitoridectomía continuó y adquirió una dimensión más aterradora. En 1882 Zambaco de París, un médico popular, usó cauterio sin anestesia para quemar el clítoris de dos niñas, de 10 y 6 años, sorprendidas masturbándose. Realmente atroz.

Fue una condena generalizada de la sexualidad femenina normal no solo en la profesión médica. También en otras profesiones, obras literarias, teatros y púlpitos. En el siglo XIX, difícilmente una novela u ópera terminaría sin la muerte de la mujer que interpretó el papel de una falta sexual. «En la época medieval, la gente temía tres cosas: el diablo, los judíos y las mujeres. La sexualidad femenina era una fuente particular de ansiedad para los hombres, una ansiedad que continuó hasta principios del siglo XX», dice John Studd.

Poco después del comienzo del siglo XX, la sexualidad femenina comenzó a vislumbrar mejores tiempos. La gente estaba más ilustrada y comenzó a ver las cosas con una mejor perspectiva, incluida la sexualidad femenina. El trauma del pasado inmediato y remoto había provocado una drástica caída en el deseo sexual femenino o la libido y una respuesta sexual inadecuada. Esto fue identificado como un desorden real, a diferencia del pseudo desorden de Isaac Brown y Charles Brown-Séquard del siglo XIX. La pérdida de la libido y la respuesta sexual inadecuada se identificaron como trastorno sexual femenino  o trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.