La intimidad sexual después de dar a luz

Sexo después de dar a luz

Dar a luz es uno de los actos más increíbles que puede realizar un cuerpo humano. Así como uno de los más extenuantes. Después de una experiencia hormonal y físicamente traumática, no es raro que las personas que dan a luz no quieran tener intimidad sexual después. Además de los efectos físicos para el cuerpo y el agotamiento emocional del nacimiento, la intimidad puede ser una actividad difícil de priorizar con un recién nacido a quien atender, lo que a veces implica la lactancia materna, que además es físicamente agotadora.

Por lo general, se necesitan seis semanas desde el nacimiento para curar completamente la vulva y la vagina y sus alrededores. Aunque esta línea de tiempo varía de una persona a otra. Por lo general, no es aconsejable realizar actos íntimos con penetración antes de la curación completa. Dicho esto, cada individuo debe priorizar los consejos de su profesional de la salud. Es importante tener en cuenta que si todas las personas involucradas en la relación se sienten listas para el sexo con penetración después de dar a luz, la anticoncepción sigue siendo vital, ya que el embarazo es un riesgo independientemente de si la persona que da a luz está amamantando o no y si su período se ha reanudado o no.

Todas las parejas involucradas deben enfocarse en practicar la paciencia y la flexibilidad. Con el paso del tiempo, la intimidad posparto  puede sentirse lista a diferentes ritmos. Es probable que progrese gradualmente. En lugar de pasar de sentirse no preparado para cualquier intimidad a estar preparado para todo tipo de intimidad en un instante. Es posible que la progresión ni siquiera sea lineal, y es importante mantener una línea de comunicación abierta a medida que cambian las necesidades y los límites.

Tanto los cambios físicos como los emocionales influirán en su línea de tiempo y en los límites y necesidades individuales. Algunos cambios físicos después del nacimiento para la persona que da a luz que pueden ocurrir son dolores y molestias, sequedad vaginal y desequilibrios hormonales. Todos los miembros de la pareja pueden experimentar agotamiento, sentirse «conmovidos» por manipular al recién nacido durante todo el día y abrumador emocional general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.