Las libidos no coincidentes en pareja

Libidos no coincidentes

Frecuentemente, las libidos no coincidentes suponen un problema de pareja. Adenás, la forma con la que se suele getionar no es la adecuada. De hecho, la correcta gestión de esta situación no tiene nada que ver con la cantidad de deseo ni con el ritmo que se lleva.

A menudo, algunas personas están permitiendo que el que tiene una excitación más rápida lidere el camino, mientras que el otro se siente o es etiquetado como inadecuado porque no se excita lo suficientemente rápido. Así, no es de extrañar que muchas personas no disfruten del sexo. A menudo, con una parete de la pareja mostrándose complaciente aunque no esté lista o listo aún. Y con la otra sintiéndose mal porque no puede decirle a su pareja que no le gusta. Las libidos no coincidentes solo son un proelbma si no se sabe gestionar la situación.

A Si fueraisa caminar juntos, ¿esperaríaa que el caminante más lento corra a la velocidad del más rápido, o que el más rápido disminuya la velocidad para acomodar al más lento para que ambos puedan disfrutar de la caminata juntos? ? O si estuvieras disfrutando de una buena comida, ¿la devorarías y pensarías que es mejor porque comiste tan rápido, o te tomarías el tiempo para saborear la experiencia? Algo así sucede con las libidos no coincidentes.

Por supuesto, sabemos que tomarnos nuestro tiempo para disfrutar de las actividades juntos hace que la experiencia sea más placentera. Sin embargo, cuando se trata de sexo, a menudo pensamos que más rápido es mejor, tanto antes como durante el encuentro. Pora hi va la solución a las libidos no coincidentes.

El hecho de que en las películas veamos tanta intensidad y pasión juega en nuestra contra. Es cierto. Por supuesto, el porno refuerza la idea de que la lujuria debería descender de la nada y deberíamos poder hacerlo. Entra directamente en el compromiso genital con un mínimo de preliminares.

Pero nuestros cuerpos y mentes generalmente no funcionan de esa manera. Necesitamos ponerlos a punto. Liberarnos del estrés, calmar nuestro sistema nervioso, hundirnos en nosotros mismos y sincronizarnos con nuestra pareja. Necesitamos tomarnos nuestro tiempo para una construcción relajada. No son solo las mujeres. También sucede en el caso de los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.