Sexo bajo el agua

Sexo bajo el agua

El sexo bajo el agua es emocionante para muchas personas. Puede llegar a ser una excelente manera de mostrar tu lado más aventurero. Sin embargo, independientemente de si estás pensando en tener sexo en la ducha o en el jacuzzi, en un lago o en una piscina, hay cosas que debe considerar y riesgos que debe tener en cuenta. El sexo bajo el agua tiene sus particularidades y es conveniente conocerlas.

¿Es posible realizar la penetración mientras está sumergido en agua, o eliminaría la lubricación? Uno de los conceptos erróneos más grandes sobre el sexo bajo el agua es la idea de que, dado que todos los involucrados están empapados, no hay necesidad de lubricación. De hecho, el agua puede eliminar el lubricante vaginal natural. Esto produce sequedad que puede hacer que las relaciones sexuales sean difíciles y dolorosas. Por esta razón, es importante comprar lubricación artificial.

En general, los lubricantes y geles se pueden separar en dos tipos principales: a base de agua y a base de silicona. Aunque las opciones a base de agua son populares porque tienden a ser más fáciles de limpiar y menos pegajosas, no son ideales para el sexo bajo el agua. Los lubricantes a base de silicona, por otro lado, ofrecen cualidades resistentes al agua, lo que los convierte en una mejor opción.

¿Y en la ducha? ¿La penetración sería más fácil de maniobrar en términos de lubricación? El sexo en la ducha puede ser mucho más fácil de manejar en términos de lubricación. El cuerpo no está completamente sumergido en el agua. Esto puede hacer que el sexo con penetración sea más fácil y menos doloroso sin el uso de lubricantes artificiales.

Dicho esto, el problema con el agua de la ducha que potencialmente elimina la lubricación vaginal natural del cuerpo puede persistir. Por lo tanto, incluso en la ducha, puede ser necesario comprar un lubricante a base de silicona con cualidades resistentes al agua y usarlo generosamente para facilitar la penetración.

¿Qué actos sexuales pueden funcionar en el agua? Si estás en la ducha, tienes una amplia gama de opciones disponibles. Desde sexo con penetración hasta sexo oral. En realidad, prácticamente cualquier cosa que se pueda realizar de pie o de rodillas. Deberás tener cuidado en ciertas posiciones. El agua aumenta las posibilidades de resbalar. Pero las opciones son bastante ilimitadas.

Para baños, jacuzzis y piscinas, nuevamente, el sexo con penetración es relativamente fácil de realizar. El uso de las manos para la estimulación no penetrante también es bastante simple. Sin embargo, el sexo oral puede ser más difícil, ya que a diferencia de la ducha, el agua no se drena constantemente. Por lo tanto, deberás pensar detenidamente en el posicionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.