Las zonas erógenas (parte 3)

Las zonas erógenas

La importancia de las zonas erógenas en nuestra sexualidad es algo fuera de toda duda. Es mucho lo que se ha escrito al respecto. Las documentación sobre este particular es enorme. Nosotros mismos acostumbramos, con relativa frecuencia, a dedicar nuestro espacio a este interesantes asunto. Tanto es así que hoy concluímos una serie de entradas centradas en el interés que despiertan las zonas erógenas.

El ano es otro ejemplo de zona erógena que divide la opinión. Algunas personas pueden obtener placer de la estimulación anal, mientras que a otras les desagrada intensamente. También es versátil, ya que se puede estimular en el borde, en la piel que lo rodea o mediante penetración. Esto asegura que tenga muchas opciones diferentes para explorar.
En los hombres, por supuesto, el ano también proporciona acceso a la próstata, que es otra zona erógena importante. Esto se puede estimular con un dedo, un juguete sexual o mediante el sexo anal y la sensación a menudo se compara con el punto G femenino.
El clítoris es la zona erógena más importante de la anatomía femenina y una de las áreas principales vinculadas al placer sexual. De hecho, debido a que el clítoris no tiene una función reproductiva, muchos científicos creen que existe únicamente para el placer sexual. También contiene la increíble cantidad de 8.000 terminaciones nerviosas. En cuanto a cómo se puede estimular el clítoris, el sexo oral y el uso de los dedos son comunes, mientras que también es común que se utilicen vibradores y otros juguetes sexuales similares para este propósito.
Los pezones son una de las zonas erógenas más queridas y, si bien la estimulación de los pezones se asocia más comúnmente con la sexualidad femenina, los pezones en la anatomía masculina también son muy sensibles al tacto. La estimulación de los pezones se puede lograr con los dedos, lamiendo, chupando o mediante el contacto con otro objeto. Los pezones también responden a los cambios de temperatura, por lo que se podría usar un cubito de hielo para aumentar la sensación. Algunas mujeres incluso informan que pueden lograr un «orgasmo del pezón», que es un orgasmo que se logra únicamente mediante la estimulación del pezón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.