Los juegos previos no son un juego (parte 2)

Los juegos previos
Los juegos previos al sexo no son un juego Al menos, no deberían serlo, ya que constituye una parte fundamental del encuentro sexual. Así comenzamos a contarlo en nuestra última entrada que hoy pretendemos ampliar. Para las mujeres, el proceso de hacer el amor, el abrazo y la ternura, puede ser tan gratificante emocionalmente como el orgasmo mismo. Y a veces incluso más. Esto da una idea de la importancia de los juegos previos.

Las acciones simples pueden adquirir connotaciones sexuales fantásticas. Por ejemplo, besar los dedos puede convertirse en una provocación para el sexo oral. Al besar los dedos de una mujer, puede extender sus dedos como si estuviera abriendo sus piernas, luego lame entre cada dedo como si fueran los pliegues de su vagina.
Y con un hombre, podrías llevar su pulgar en tu boca de la punta a la base de manera erótica como si fuera su pene. Eso, seguramente, dejará en claro tus deseos e indicaciones. Estimula su cerebro y haz que su cuerpo esté de humor para el amor haciendo una lista de diez actividades sexuales previas, y luego priorízalas en orden de su nivel de excitación. Por ejemplo: besar, abrazar, masajear, compartir un baño de burbujas, cena romántica, juego de roles, charla erótica, sexo oral o masturbación mutua. Si aún no sabes lo que le excita, no podrás comunicar sus necesidades y deseos a tu pareja. Por lo tanto, compartir vuestras listas conducirá a una comunicación cerebral y experiencias eróticas.
Aquí hay algunas ideas más para convertir un acto simple en los juegos previos definitivos:
      1. Besarse junto a una ventana para poner celosos a los vecinos.
      2. Juega al strip poker con tus cartas más salvajes.
      3. DistraeR a tu pareja para que no trabaje demasiado seduciéndola con un beso apasionado.
      4. Ponte cómodo en el suelo con unos cojines y lean juntos un libro romántico o erótico.
      5. Comparte alimentos de forma alargada, como espárragos, espaguetis o palitos de pan, colocando un extremo en la boca y dándole el otro extremo a su pareja, luego mordisquear hasta el centro.
      6. Tened una lucha suave y juguetona. El ganador llega a ser el primero en recibir placer.
      7. Cepilla el cabello de tu pareja.
      8. Usa un rodillo para darle un masaje a tu pareja, por delante y por detrás.
      9. Pelea de almohadas sin ropa con tu pareja y bésala una vez que haya perdido la batalla.
      10. Si tienes la suerte de tener una chimenea, besa o haz el amor frente a las crepitantes llamas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.