Todo sobre las zonas erógenas (parte 2)

Las zonas erógenas
Las zoans erógenas ocuparon este espacio en nuestra última entrada. Hemos hablado en multitud de ocasiones de ellas. Sin emabrgo, creemos que nunca es suficiente. Algo tan destacado a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de encuentro sexual requiere una dedicación que esté a la altura de las circunstancias. De manera que continuamos en nuestra incursión en las zonas erógenas.

Los pies y los dedos de los pies son una de las zonas erógenas más interesantes. Este es debido a que lgunas personas disfrutan de la sensación de que les masajeen los pies o les chupen los dedos de los pies. Pero no es la única cosa relacionada con los pies que provoca pasiones. Es cierto que algunas personas encuentran la experiencia bastante desagradable o demasiado intensa. Puede ser especialmente problemático si tú o tu pareja tienen cosquillas en esta región.
Esencialmente, los pies son una zona erógena debido a la alta concentración de terminaciones nerviosas que se encuentran en las plantas y en los dedos de los pies. Sin embargo, la densidad de los receptores nerviosos también es la razón por la que muchas personas tienen cosquillas en los pies.
El punto G es una zona erógena que se encuentra dentro de la vagina. Más específicamente, se encuentra a lo largo de la pared frontal, por lo general alrededor de unos pocos centímetros. En términos de estimulación, se alcanza más fácilmente con los dedos o con un juguete sexual que ha sido diseñado específicamente con la estimulación del punto G en mente.
La investigación médica sobre el punto G es contradictoria. Esto sucede en la medida en que ni siquiera existe un consenso científico de que exista el punto G. Algunas mujeres no experimentan la estimulación del punto G, pero otras sí. De tal manera que cuando ocurre la estimulación, generalmente se describe como intensa. Nuevamente, se cree que esto es el resultado de una alta concentración de terminaciones nerviosas.
Así pues, continuamos avanzando en nuestra incursión en las zonas erógenas. Son muchas sas sensaciones que provocan. Especialmente si se estimulan de la forma adecuada suponen una rica y variada cantidad de diferentes vivencias sexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.