Los deportes acuáticos en el sexo (parte 5)

Deportes acuáticos

Los deportes acuáticos, en realidad, no son una cosa moderna. Ni mucho menos. Las lluvias doradas y los deportes acuáticos, en general, han existido desde los días anteriores a los hombres de las cavernas. Sin duda, las personas, desde siempre,  como los animales, rociamos nuestro territorio. Posiblemente, esto podría haber incluido orinar en otros prehumanoides y, por lo tanto, formar un fetiche.  Sin embargo, esa es solo una presunción y no está respaldada por ninguna evidencia sólida. Aunque sabemos que nuestros antiguos humanos tallaron consoladores neolíticos y probablemente disfrutaron del sexo al estilo perrito, sus otros hábitos sexuales siguen siendo desconocidos.

Havelock Ellis, un médico británico que también estudió el comportamiento sexual humano y autor de los siete volúmenes Studies in the Psychology of Sex (1897-1928), una enciclopedia completa e innovadora de la biología, el comportamiento y las actitudes sexuales humanas, fue el primero que discutía la urolagnia abiertamente y admitió tener el fetiche. Se remonta a lavarle la espalda a su madre mientras ella orinaba.

Sin embargo, en la historia reciente, las lluvias doradas se remontan a 1943 y se definieron como un acto compartido de fetichismo de la orina. El acto de orinar de una persona sobre otra para la gratificación sexual
¿Por qué a la gente le gustan los deportes acuáticos? No tiene una respuesta sencilla. En realidad, podemos entenderlo mejor si planteamos otra pregunta: ¿Por qué a la gente le gustan los encurtidos?

Nadie sabe realmente qué es lo que hace que otras personas funcionen sexualmente, pero según un estudio en el Journal of Sex Research, casi la mitad de los participantes expresaron el deseo de participar en un comportamiento fetichista, mientras que poco más de una cuarta parte  lo había hecho en algún momento en el pasado .

Los fetiches o parafilias se definen como la experiencia de excitación sexual intensa ante objetos, situaciones, fantasías, comportamientos o individuos atípicos. Algunos estudios indican que las parafilias nacen por posible correlación prenatal del neurodesarrollo y por lo tanto son genéticas. Otros creen que los fetiches son conductuales y evolucionan como una experiencia aprendida que se condiciona temprano en la vida, durante una experiencia que combina el estímulo parafílico con una intensa excitación sexual que luego se ve reforzada por las fantasías de masturbación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.