Las maravillas del Punto G (parte 2)

El Punto G

Estimular el punto G de tu amante es, sin duda, una excelente idea. Sobre todo si lo que se desea es hacer llegar a tu pareja a un expléndido clima de placer. Sin embargo, no estamos ante una tarea sencilla ni intuitiva. Resulta de gran ayuda tener unas nociones sobre las cosas que debemos hacer para alcanzar, primero, y estimular, después, el Punto G de nuestra compañera de juegos sexuales.

      1. Lo primero, has de hacer que tu amante vacíe su vejiga antes de comenzar para disminuir la posible sensación de necesidad de orinar.
      2. Ambos debéis poneros en una posición cómoda. Preferiblemente, con la mujer encima, de espaldas y con la pelvis levantada por una almohada.
      3. Pon tu pulgar en su montículo púbico o clítoris e inserta el dedo medio o índice de la mano, con la palma hacia arriba, en un movimiento como de «ven aquí» dentro de la vagina.
      4. Empuja suavemente en el tercio exterior de la región superior, entre la abertura y el cuello uterino. Cuando toques un área pequeña y estriada, la mujer puede sentirse sensible como si necesitara orinar.
      5. Si su vejiga está vacía, la sensación de sensibilidad pasará y será reemplazada por sensaciones intensas y placenteras.
      6. Para más presión, usa cualquier combinación de los otros dedos.
      7. Utiliza trazos largos y lineales para crear un circuito energético entre el pulgar y el dedo.
      8. Imagínate la esfera de un reloj en el interior de su vagina y acaria con el dedo desde las 6 en punto hasta las 12 en punto.
      9. Alternativamente, imagina que tus dedos son un limpiaparabrisas y estimula el punto G moviendo tus dedos de lado a lado.
      10. Ahora, coloca el pulgar sobre el hueso púbico, con los dedos dentro de la cavidad vaginal, para estimular el punto G desde adentro y desde afuera simultáneamente.
      11. Toca el área del punto G con sus dedos hacia su ombligo con movimientos pulsantes.
      12. Pídele que anote mentalmente cuál de todos los movimientos practicados durante la sesión le agradan más.
      13. El punto G también se puede alcanzar usando un vibrador especialmente diseñado o haciendo el amor en ciertas posiciones sexuales concretas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.