Nuestro cuerpo y nuestra sexualidad

Nuestro cuerpo

Nuestro cuerpo y nuestra sexualidad es algo que nos viene dado. Sine mbargo, no siempre sabemos aprovecharlo. Es más. muchos de nosotros no tenemos confianza en nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. O la mayoría de nosotros no nos ajustamos a los estándares de los medios de belleza masculina o femenina. O el envejecimiento no acaba con el deseo sexual, el atractivo sexual y el comportamiento sexual.

Muchas, muchas, muchas personas han descubierto su pasión, por primera vez, en el compromiso a largo plazo del matrimonio o en las últimas etapas de la vida con una relación nueva y emocionante. De hecho, muchas parejas casadas continúan teniendo sexo apasionado y placentero con su pareja de por vida en sus años dorados.

La sexualidad no es una parte separada de nuestra vida, aparte de las sensaciones en nuestro cuerpo, los sentimientos en nuestro corazón y los pensamientos en nuestra mente. Nuestra sexualidad expresa quiénes somos, la culminación de nuestras experiencias de vida y nuestros recuerdos corporales.

La sexualidad no aparece por primera vez en la pubertad, la adolescencia o la edad adulta, como a menudo sugieren los medios de comunicación. Nuestra sexualidad está con nosotros desde el momento de la concepción. Quizás, incluso, antes en el útero de nuestra madre. Y permanece hasta el final de nuestra vida. Los fetos masculinos en realidad tienen erecciones en el útero y las vaginas de las niñas se lubrican durante el sueño. Nuestro cuerpo está lleno de sexualidad.

Las revistas populares para hombres y mujeres quieren hacernos creer que el camino hacia el corazón de cualquier hombre o mujer es a través de la destreza y la habilidad sexuales. Incluso hay cursos que enseñan una variedad de técnicas  para volver loco a un hombre o una mujer en la cama.

Rara vez los medios de comunicación nos enseñan cómo manejar la timidez e incluso la vergüenza que muchos de nosotros sentimos o la dificultad que muchos de nosotros tenemos para conectarnos con posibles parejas sexuales. Rara vez escuchamos sobre el miedo al rechazo, el aislamiento, la inseguridad y los problemas sexuales que a menudo experimentamos en nuestras relaciones más íntimas. Nuestro cuerpo es complejo. También en lo relacionado con la sexualidad.

Los medios de comunicación ofrecen poco apoyo para la sexualidad sensible, amable y amorosa. De la basada en la confianza en la reacción de nuestro propio cuerpo y en conocer íntimamente a una pareja durante un período prolongado de tiempo. La creencia predominante, aceptada como un hecho por la mayoría de las personas, es que el deseo sexual y la pasión intensificados son más prominentes en los primeros días de exploración y tentativa de cualquier relación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.