El piercing en el pene

Piercing en el pene

El piercing en el pene es uno de los más demandados en la actualidad entre los hombres. Sin duda, las prestaciones sexuales que ofrece, tanto a su portador como a la persona con quién este practique sexo, son amplias y demandadas. En realidad, realizarse un piercing en el pene abre un abanico de posibilidades sexuales que, hasta que no se llevan a cabo, uno no puede ni saber que existen. Por eso su éxito en la actualidad, especialmente entre las personas más jóvenes.

Cuando un hombre se quiere realizar un piercing en el pene, las opciones que tienen son muchas. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunos de los más habituales entre aquellas personas que se realizan este tipo de ornamento  corporal.

      • Ampallang: consta de un perno de barra de titanio (el tamaño varía según la preferencia) colocado horizontalmente a través del glande (cabeza del pene). Da como resultado que la cabeza permanezca extremadamente firme durante el sexo, y debido a que las pesas golpean las paredes vaginales durante el sexo, aumenta su placer. Desafortunadamente, tarda aproximadamente 12 meses en curarse por completo.
      • Dydoe: por lo general, se realiza en pares, consiste en pernos de barra de titanio que se perforan a través de la corona (cresta de la cabeza del pene). Se cree que mejora el placer sexual para ambos socios.
      • Frenillo: la perforación ocurre a lo largo del pene en lugar de de lado a lado. Se perfora la piel suelta, por lo que no causa un dolor intenso como con los otros dos. Tarda aproximadamente 2 meses en sanar.
        Príncipe Alberto: el piercing más popular hasta la fecha. Consiste en un anillo de cuentas (barra circular) que se perfora en la uretra. Tarda unos 2 meses en sanar.
      • Guiche: Consiste en perforar la base del escroto a través del perineo con una barra circular. Propenso a la infección porque la mayoría de los propietarios de pene tienden a sudar en esta área en particular, lo que agrava la infección. El tiempo de curación depende del individuo. En cuanto a los condones, dado que las joyas están pulidas (sin bordes afilados), no hay posibilidad de que rompan el látex. Solo asegúrese de que haya un lubricante adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.