Mejorar nuestra vida sexual (parte 1)

Mejorar

La mayoría de nosotros busca formas de mejorar nuestra vida sexual, incluso si en general estamos contentos con lo que sea que tenemos. Descubrir una nueva atracción o fetiche a menudo conduce al deseo de llevar eso a tu dormitorio, pero conseguir lo que quieres puede parecer difícil. Muchas parejas disfrutan de una vida sexual sana y activa, pero rara vez, si es que alguna vez lo hacen, hablan de su vida sexual entre ellos.  Así es bastante complicado mejorar nuestra vida sexual.

Entonces, cuando uno de los miembros de la pareja quiere algo nuevo, parece una tarea imposible presentar la idea a la otra persona. Pero conseguir lo que quieres en la cama no es realmente tan difícil. Recorreremos algunos tips que te guiarán a través del proceso y te facilitarán la introducción del tema a tu pareja y el desarrollo de una base saludable para tu futuro sexual.

Lo primero es saber lo que quieres. Sin duda, estamos ante el primer paso para mejorar nuestra vida sexual. Explora tus inquietudes por tu cuenta primero. Trata de preguntar en lugar de ordenar. Pierde tus inhibiciones Mantente abierto a la espontaneidad. En muchos casos, una persona sabrá lo que quiere. Tal vez quieran intentar azotar a tu pareja o que tu pareja te vende los ojos.

Los actos específicos son fáciles de precisar, pero a veces las cosas son un poco más complicadas. A veces, una persona sabe cuál quiere que sea el resultado final, incluso si no está segura de cómo llegar allí. Una mujer puede ver un video sobre la eyaculación femenina, también conocida como squirting, y desear intentar lograr ese tipo de orgasmo. Pero el squirting no es algo que resulte fácil para la mayoría de las mujeres y existen técnicas sexuales muy específicas que las parejas deben usar para lograr ese objetivo.

Explora tu inquietud sexual por tu cuenta primero. Es la mejor forma de mejorar. Cualquiera que sea tu objetivo sexual puede ser mejorado. Investiga un poco por tu cuenta antes de mencionárselo a tu pareja. Esto significa revisar películas, libros, ficción erótica y buscar los accesorios o suministros que necesitarás.

Explorar el fetiche un poco por tu cuenta hará que sea más fácil hablar con tu pareja. Esto también hará que sea más fácil hablar con confianza y superar cualquier incomodidad inicial. No le digas a tu pareja lo que vosotros dos intentaréis. Pregúntale cómo se siente acerca de esa inquietud o fetiche concreto. Comparte tus propios intereses, escucha lo que tienen que decir y anímaos mutuamente a tener una conversación profunda y significativa sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.