Las emociones y el sexo (parte 1)

Emociones y sexo

Las emociones controlan el sexo. Determinan lo que queremos en la cama cuánto disfrutamos del sexo y si lo deseamos absolutamente. Sin emabrgo, es algo que se olvida fácilmente. Nos han hecho creer que la sexualidad es una entidad puramente biológica. Que nuestro yo sexual está de alguna manera separado del resto de nosotros. Pero la verdad del asunto es que tu sexualidad está profundamente entrelazada con el resto de ti. Y es por eso que los problemas sexuales pueden golpear duro. Las emociones controlan el sexo.

Experimentar dificultades sexuales, como tener dificultades para llegar al orgasmo o sentir que tu deseo sexual se ha desvanecido, puede ser difícil. No solo porque esto puede causar fricciones en las relaciones, sino porque la sexualidad es una parte tan fundamental de nuestro ser. Por lo tanto, lo es de nuestras emociones. Esto puede ser difícil de reconocer. Después de todo, si tu vida sexual no se siente problemática o si disfrutas del sexo que estás teniendo, probablemente no estés pensando en ello la mayor parte del tiempo. Y, creéme, resulta mucho mejor así.

Sin embargo, tan pronto como el sexo se vuelve difícil, comienza a consumir más energía mental y afecta sus emociones cotidianas. Y este efecto va en ambos sentidos: cuanto más vergüenza, tristeza o frustración experimentes por una dificultad sexual, como la dificultad para tener un orgasmo o un deseo sexual bajo, más difícil será resolverla. Y cuanto más difíciles se vuelven de resolver, más alimentan sus emociones cotidianas y afectan por completo a tu autoestima general.

Una experiencia sexual no existe en el vacío: te abarca a ti y a todas tus emociones. Esta es en parte la razón por la cual el sexo con la misma persona a veces es alucinante y otras veces abrumadoramente aburrido. No son solo los tipos de sexo que tienes o las posiciones que intentas lo que determina si estás satisfecho o no. Son tus pensamientos, estado emocional y conexión con tu pareja los que se relacionan con la experiencia como un todo. Y esto es cierto ya sea que experimente dificultades sexuales o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.