Terapia sexual (parte 2)

Terapia

El mundo de la terapia sexual puede ser un gran desconocido. Sin embargo, en determinadas circunstancais es la mejor opción. A veces, todo lo que se necesita son algunas sesiones con un terapeuta sexual para arreglar algo. Otras veces puedes necesitar mucha ayuda antes de que las cosas mejoren. Por lo general, es difícil determinar cuántas sesiones se necesitan al principio. Por lo tanto, los terapeutas sexuales a menudo querrán verte al menos 2 o 3 veces, antes de poder evaluar si será una terapia a largo o corto plazo, y si creen que pueden ayudarte o no.

Mucha gente se siente nerviosa por acudir a terapia sexual, así que si ese eres tú, ¡definitivamente no estás solo! La mayoría de nosotros no solemos hablar de nuestra vida sexual con los demás, especialmente con extraños. Un buen terapeuta generalmente intentará tranquilizarte. La mayoría de las personas generalmente lo encuentran más estresante antes de las sesiones reales, y después de unos minutos, no se sienten tan incómodos como pensaron que estarían. Recuerda, si te hacen preguntas que no te sientes cómodo respondiendo, siempre asegúrate de hacérselo saber al terapeuta.

Un terapeuta sexual generalmente trata de obtener una visión tan holística del problema como sea posible. Esto significa que puede pasar gran parte de las sesiones, o incluso terapias completas, discutiendo cosas que pueden parecer irrelevantes para tu preocupación sexual, como tus antecedentes familiares, los factores estresantes cotidianos o los problemas en el trabajo.

El sexo y la sexualidad son mucho más complicados de lo que a muchos de nosotros nos han hecho creer, lo que significa que casi cualquier cosa en tu vida puede afectarlo, incluso si parece exagerado. De hecho, las emociones controlan el sexo, nuestro deseo por él y cuánto disfrutamos del sexo, por lo que es importante ver las cosas de manera integral.

Por último, pero no menos importante, no olvides que siempre tienes derecho a buscar ayuda profesional para tus inquietudes o problemas sexuales. Y si no puedes encontrar un terapeuta sexual en su área, generalmente hay muchos terapeutas que ofrecen sesiones en línea, a través de algunos servicios de mensajería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.