Los mitos sobre la masturbación masculina (parte 1)

Los mitos

Los mitos sobre la mastrubación masculina son abundantes. De esto no cabe ninguna duda. Todos hemos oído alguno. Es posible que hayas escuchado muchos durante tu infancia. Muchos de ellos pueden haberte llevado, en ese momento, a preguntarte si la masturbación es dañina. Si bien el origen de muchos de estos mitos no está claro, lo cierto es que casi siempre son infundados y no tienen base en la realidad.

Desde los mitos muy tontos sobre la masturbación y el crecimiento espontáneo de vello en las palmas, hasta las afirmaciones más creíbles sobre la masturbación y la disfunción eréctil. Existen muchas verdades falsas cuando se trata de darse placer.

Seis de cada diez hombres y mujeres actualmente se masturban o se complacen a sí mismos y, alrededor de un tercio, lo hace al menos una vez a la semana. Con tantos de nosotros corriéndonos, nunca ha habido un mejor momento para romper los mitos principales sobre la masturbación masculina.

¿La masturbación causa ceguera? Aunque el origen de este mito no está claro, es probable que se haya utilizado a lo largo de los siglos como una forma de disuadir a los hombres jóvenes en particular de masturbarse. Pero, ¿hay algo de verdad en ello? Este es fácil, no hay evidencia que sugiera que la masturbación esté relacionada con la ceguera. Según el NHS, existen varias afirmaciones inusuales sobre la masturbación, incluidas aquellas que vinculan el acto no solo con la pérdida de la vista, sino incluso como una causa de locura.

El NHS continúa para dejar las cosas claras rápidamente. No, la masturbación no puede conducir a la pérdida de la vista o la ceguera, sin importar cuántas veces se entregue al placer propio.

Otro mito bastante cómico sobre la masturbación que quizás hayas escuchado es que la masturbación puede causar vello en las palmas de las manos. No hace falta decir que este mito no tiene base en la realidad. La masturbación de ninguna manera puede conducir al crecimiento de cabello nuevo o acelerar el crecimiento de cualquier cabello que pueda tener actualmente. Así que, la próxima vez que te sientes a darte un capricho, puedes estar más seguro de que las cosas no se pondrán peludas a mitad de camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.