Honestidad e infidelidad

Una de las primeras cosas que pueden ser importantes es definir la infidelidad. Una vez lo escuché definido como tomar un café con una mujer sin que la otra parte lo supiera. Aunque este punto tiene cierta validez, para este artículo consideraremos la infidelidad como cualquier acto sexual con alguien que no sea la pareja. Sexual se define como cualquier acto de besos, mimos, toques sexuales o cualquier cosa que involucre genitales.

Continuar leyendo «Honestidad e infidelidad»

Diversidad: sexo, personalidad y género

La diversidad está en el centro de todo. La sexualidad incluye nuestro sexo, nuestra personalidad y nuestro género. Esta es la razón por la que tenemos dos sexos.  A algunas personas les gusta ser diferentes. Les gusta la atención que reciben y pueden tomar medidas para diferenciarse de los demás vistiéndose o comportándose de manera diferente.

Continuar leyendo «Diversidad: sexo, personalidad y género»

¿Qué significa ser sexualmente asertivo?

¿Qué significa ser sexualmente asertivo? ¿Alguna vez has experimentado la situación en la que querías tener relaciones sexuales pero no estabas seguro de si ella estaba de humor? ¿Alguna vez has estado en una situación en la que, en algún momento de la noche, ella le indica que está preparada pero, más tarde, cuando llega el momento, se enfría? ¿Te sientes frustrado porque no estás seguro de cómo volver a retomar la situación?

Continuar leyendo «¿Qué significa ser sexualmente asertivo?»

Amar después de una infidelidad

Volver a amar después de una infidelidad no es algo sencillo. Las aventuras amorosas no suelen significar el final de un matrimonio. Es difícil obtener datos precisos, pero las investigaciones sugieren que la mayoría de las parejas permanecen juntas después de una infidelidad.

Continuar leyendo «Amar después de una infidelidad»

¿Qué enciende a un hombre?

¿Qué enciende a un hombre a nivel sexual? Las distinciones de género son un tema complicado. Hay excepciones a cualquier generalización que pueda hacerse sobre hombres y mujeres. Pero eso no significa que podamos ignorar el género por completo. Los problemas que llevan a las parejas a  terapia sexual, a menudo, tienen mucho que ver con el género.

Los problemas de una pareja heterosexual en la cama a menudo se deben al hecho de que son de diferentes géneros. Y las preocupaciones de muchas parejas de lesbianas u homosexuales tienen mucho que ver con el hecho de que son del mismo sexo. De manera que contestar lo que enciende a un hombre no resulta tan sencillo de contestar.

La cultura ciertamente amplifica cualquier diferencia de género con la que podamos nacer. Pero la cultura es una fuerza poderosa, y las diferencias entre hombres y mujeres a menudo ocupan un lugar destacado cuando las parejas de cualquier combinación de género tienen problemas en la cama.

La mayoría de las mujeres, por ejemplo, tienen un fuerte deseo de sentirse sexualmente deseadas. A los hombres también les gusta ser deseados, por supuesto. Pero de forma suficiente. Muchas mujeres dicen que no sienten ningún deseo sexual espontáneo a menos que sea estimulado por alguien que las desee.

En el caso del humano heterosexual, el apareamiento tiende a ser como el baile tradicional de parejas. Necesita que él la invite a bailar. El baile en sí puede ser agradable, pero aún más importante es que mostró iniciativa y que quería bailar con ella.

La mayoría de los hombres son diferentes. Pueden disfrutar si sus parejas quieren apasionadamente tener sexo con ellos, pero no necesitan sentirse deseado para excitarse. Su deseo es más espontáneo»

Algunos hombres describen su deseo como principalmente «receptivo», como la variedad femenina común. Si un hombre así es gay, esto no suele ser un problema. Una pareja masculina puede tener suficiente deseo espontáneo para proporcionar la chispa necesaria. Pero en una relación hombre-mujer, a menudo constituye un dilema erótico central.

Para la mayoría de las parejas, la mejor estrategia probablemente sea la aceptaciónLo mejor es atribuirlo a la diversidad sexual humana y aceptarlo. Una nueva investigación ha comenzado a demostrar la realidad del deseo receptivo en los hombres. Pero el fenómeno casi nunca se discute. Todavía está en algún lugar de las sombras.

Quizás eso cambie algún día, y el deseo receptivo en los hombres será generalmente aceptado como un ejemplo más de diversidad sexual humana.

Mientras tanto, si eres una mujer en una relación con un hombre que no inicia el sexo tanto como te gustaría, es posible que desees tener en cuenta la posibilidad de que él necesite lo mismo que tú. Contestar qué es lo que enciende a un hombre, por lo tanto, resulta bastante complejo.

Más ideas para mantener la tensión sexual

Cómo mantener la tensión sexual en una pareja a pesar del paso del tiempo fue nuestro tema en la última entrada de este blog. En ella, os facilitábamos algunas ideas para que el paso del tiempo no dificultase vuestra relación de pareja y todo lo relacionado con vuestra actividad sexual. Son muchas las peticiones que nos habéis hecho llegar para que profundizásemos algo más en el tema y os enviásemos algunas ideas más al respecto. De modo que hoy ampliamos este asunto y os facilitamos más ideas para mantener la tensión sexual dentro de la pareja.

Continuar leyendo «Más ideas para mantener la tensión sexual»

Mantener la tensión sexual

Mantener la tensión sexual con el paso de los años no es tarea fácil. Son muchas las parejas a las que afecta la monotonía. Se trata de parejas que llevan mucho tiempo juntas y que, a pesar de no contar con problemas grandes en su relación, no son capaces de mantener la tensión sexual necesaria para que todo fluya como debe fluir.

Continuar leyendo «Mantener la tensión sexual»