El calentón sexual

Sufrir un calentón sexual es algo que l puede suceder a cualquiera. A veces ni siquiera se trata de vivir una experiencia en la que el estímulo sexual sea exagerado. Simplemente se reúnen las circunstancias para que le nivel de excitación que experimentamos creada de forma exponencial e incontrolable. Cuando se sucede este hecho podemos vernos ante dos posibles situaciones. En primer lugar, la más conveniente, es que nos suceda acompañados de una persona dispuesta a sofocar nuestras ansias sexuales o, mejor aún, que experimente el mismo calentón que nosotros y decidamos desfogarnos juntos o, por el contrario, la posibilidad más triste,e s decir, que, a pesar de estar totalmente cardíacos en materia sexual no tengamos a nadie cerca dispuesto, o dispuesta,  a dar salida a nuestra realidad sexual.

Calentón sexual
Calentón sexual

Continuar leyendo «El calentón sexual»

Las rarezas sexuales de los hombres

Los hombres, en general, están llenos de rarezas. Por supuesto, en el terreno sexual no podían ser menos y también  este aspecto de su vida está plagada de ese tipo de cosas que resultan, cuando menos, peculiares. El mundo de pareja es un excelente caldo de cultivo para que, con el tiempo, vayan apareciendo o, por lo menos, manifestándose este tipo de rarezas que si bien son inofensivas no por ello dejan de asombrarnos.

Una de las rarezas de los hombres es su excitación ante el color rojo
Una de las rarezas de los hombres es su excitación ante el color rojo

Continuar leyendo «Las rarezas sexuales de los hombres»

El consumo de pornografía

La mayoría de la gente piensa que a todos los hombres les gusta la pornografía. Como en todo en esta vida, las generalizaciones no son más que una vaguedad inexacta. Por supuesto que esto no es así. Es más, ni a todos los hombres les gusta la pornografía ni la pornografía es una cosa exclusiva de hombres. A algunos hombres les gusta la pornografía así como a algunas mujeres también les gusta. Únicamente a modo de ejemplo, no hace mucho que una novela de evidente contenido erótico arrasó entre las mujeres.

Pornografía
Pornografía

Continuar leyendo «El consumo de pornografía»

La iniciación en el sexo anal

Cuando una mujer aún no se ha introducido en el mundo del sexo anal suele hacerse algunas preguntas. ¿Se llega a un punto en el que la penetración anal deja de doler?¿La iniciación gradual en este asunto es posible?¿Se siente placer cuando consiga ser penetrada analmente o simplemente sentiré dolor? A algunas de estas respuestas vamos a tratar de contestar con el post de hoy.

Sexo anal
Sexo anal

Continuar leyendo «La iniciación en el sexo anal»

¿Qué hacemos después del sexo?

¿Qué hacemos después del sexo? Ya se trate de un encuentro sexual esporádico con alguien que acabamos de conocer o, por el contrario, sea un encuentro habitual con nuestra pareja de siempre, puede que esta pregunta nos asalte una vez hemos concluido en la cama. Todos los esfuerzos realizados antes y durante el sexo parecen tener su fin después de llegar al orgasmo. Ahí parece acabar todo. Sin embargo, no tienen por qué ser así. Podemos continuar haciendo cosas divertidas que refuercen el polvo que acabamos de echar y, tal vez, nos dispongan para el siguiente.

Después del sexo
Después del sexo

Continuar leyendo «¿Qué hacemos después del sexo?»

Algunas mentiras sobre el sexo

Las mentiras sobre el sexo inundan nuestras relaciones. Hablar de sexo con honestidad debería ser una circunstancia que se diese en todos los ámbitos y con total naturalidad. Sin embargo, lamentablemente, esto no sucede habitualmente. En unas ocasiones por timidez, en otras por ignorancia y en otra, simplemente por mala leche, resulta muy frecuente que, con total naturalidad y de forma totalmente impune, se suceden comentarios acerca de la vida y costumbres sexuales de las personas que son totalmente falaces. Es absolutamente normal que nos encontremos con demasiadas mentiras sobre el sexo.

Mentiras sobre el sexo
Mentiras sobre el sexo

Continuar leyendo «Algunas mentiras sobre el sexo»

Otras zonas orgásmicas

Normalmente, limitamos nuestra sexualidad a determinadas zonas orgásmicas. Cada vez que queremos ponernos a disfrutar de una intensa sesión de sexo, de forma inevitable, solemos recurrir a estimular siempre las mismas zonas. Les llamamos zonas erógenas y son aquellas que, al ser estimuladas, nos provocan placer sexual. la correcta estimulación de las zonas erróneas nos provocan una intensa sensación de deseo y de querer aumentar la intensidad hasta llegar a una situación aún más íntima. La mayoría de las veces recurrimos a las mismas zonas orgásmicas.
Zonas orgásmicas
Zonas orgásmicas

Continuar leyendo «Otras zonas orgásmicas»