Embarazo y deseo en la mujer

Sexo y embarazo

El embarazo es una etapa de la vida por la que una gran mayoría de las mujeres atraviesan. Sin duda, forma parte de la propia sexualidad del ser humano. Por lo tanto, se trata de una etapa de la vida que también se ve influenciada por el deseo sexual. Y es que la gestación de una vida en el interior de una persona no es motivo para no continuar alimentando y disfrutando del deseo sexual. El embarazo forma parte, en esencia, de él.

A menudo, los síntomas asociados al embarazo pueden hacer que disminuyan las ganas de practicar el coito. A veces, también sucede que resta interés por la propia mastrubación. No hemos de olvidar que al embarazo de una mujer van unidas circunstancias como las nauseas, el cansancio físico o el sueño casi permanente.

Cuando sucede algo así, no es conveniente que la muer se cause ningún tipo de presión a sí misma. En absoluto. El organismo humano es sabio y suele saber muy bien lo que conviene en cada etapa de la vida. Por supuesto, también durante el embarazo.

Pero no siempre es así. De hecho, una característica fundamental del embarazo es la revolución hormonal que se procuce en el interior de la embarazada. En estas circunstancias, un aumento del deseo sexual es algo que está a la orden del día. Cuando esto sucede, también se ha de hacer caso a las llamadas del cuerpo.

Por lo tanto, resulta conveniente que una mujer embarazada escuche lo que su cuerpo le pide en cada momento. No existe mejor guía que esa. Lo más probable es que se alternen momentos en los que el deseo sexual crecerá o y otros en los que protagonizará un sensible descenso. Cada momento requiere un comportamiento.

Por último, hemos de recordar que, especialmente en la última fase del embarazo, la pesadez y la poca movilidad puede condicionar sensiblemente las maniobras sexuales a las que una mujer puede optar. Sin embargo, no hemos de olvidar la amplitud de posibilidades que nos ofrecen las relaciones sexuales. No es necesario que insistamos en posiciones o experiencias que resulten incómodas, pudiendi recurrir a otras igual de excitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.