El punto de no retorno

El punto de no retorno
Conocer el punto de no retorno es algo completamente imprescindible para evitar un buen número de problemas relacionados con la sexualidad masculina. Algunos, ni siquiera conocen el concepto. Por ello, antes de anda, hemos de aclarar que el punto de no retorno es, simplemente, ese instante que se produce en el transcurso de una relación sexual a partir del cual suceda lo que suceda, estamos avocados a la eyaculación. Sin posibilidad de vuelta atrás. Restulta bastante evidente que el nombre es muy apropiado y definitorio.

Algunas personas, como decíamos, sni siquiera habían oído hablar del punto de no retorno. Sin embargo, y a pesar de ello, su conocimiento resuta determinante a la hora de poder mantener una relación sexual con éxito. De hecho, evitar problemas relacionados con la eyaculación precoz pasa por tener un buen dominio y conocimiento del punto de no retorno.
Hemos de recordar las fases en las que se divide la respuesta sexual de una persona. Son cuatro. Uana primera fase, denominada de excitación, que se caracteriza por el aumento de la tensión sexual, como respuesta a diferentes estímulos de caracter sexual. La segunda fase es la denominada fase de meseta. Se trata de una fase de disfrute sexual y durante la que existe una situación de estabilidad. A esta fase le sigue la fase orgásmica. Sin duda  la de mayor tensión sexual. Para finalizar con la fase de relajación que, en el caso del hombre, incluye el periodo refractario.
El punto de no retorno es aquel que acaba, de forma inevitable, en la eyaculación. Está bastante claro a estas alturas que el hecho de que el orgasmo aparezca sin poder contar con ningún tipo de control sobre él es una situación que dificulta sobremanera el disfrute sexual.
Su situación está encuadrada en el momento en que pasamos de la fases de meseta a la fase orgásmica.  Precisamente por eso, el control sexual ha de realizarse sobre la fase de meseta. Si conseguimos esto, podremos evitar entrar en la fase orgásmica sin control alguno y, por ende, alcanzar el momento de eyaculación antes de tiempo. Ahí hemos de contrar nuestros esfuerzos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.