Humming, placer a través de los sonidos

Humming
El humming es una forma de placer que se aplica al que, sin duda, es un arte de comer o de ser comido. Consiste en una sencilla técnica que resulta muy poco invasiva y, por supuesto, resulta apta para todo tipo de públicos. Resulta algo que se puede proponer a nuestra pareja sin ningún rubor. El hummong proviene de la palabra «zumbido» en inglés. Hace referencia, más que al sonido en sí mismo a la vibración que produce.

Está claro que si hay algo que va innovando permanentemente en esta vida es el sexo y nuestra forma de enfrentarnos a él. Tanto en lo relacionado con los juguetes eróticos que empleamos como en aspectos como el cine para adultos o, incuso, nuevas técnicas. No cabe duda de que el ser humano siempre es capaz de buscarse la vida para innovar en lo referente a la sexualidad. El humming es un claro ejemplo de ello. Además, se trata de una técnica que lo tienen todo. Es buena, bonita y, sin duda, barata.

El humming consiste básicamente, en emitir sonidos guturales mientras se realiza sexo oral. Puede llevarse a cabo tanto en la felación como en el cunnilingus. Se trata de enviar vibraciones a los genitales de la pareja a través de esta técnica para estimular a los encargados de la recepción del placer. Se trata, simplemente, de la aplicación práctica de aquella ley física que dice que las ondas sonoras son capces de propagarse más rápidamente en un medio sólido.

Aunque sea una cuestión no demasiado compleja, practicar el humming correctamente es algo que requiere una técnica. Consiste, básicamente, en hacer vibrar el aparato fonador imitando, por ejemplo, al mugido de una vaca. Algo similar a los sonidos guturales que se emiten en los ejercicios de meditación que utilizan algunas técnias de yoga. Se trata pues, de sacar el máximo partido a las propias cuerdas vocales.

Por si fuera poco, además del placer que hace experimentar la vibración, el aliento jega una baza importante. Como sale caliente del cuerpo y se enfría por la temperatura exterior, produce un cambio de temperatura que resulta muy estimulante. El glande y el clítoris, sin duda, son las zonas de la anatomía humana ma´s adecuadas para llevar a cabo el humming.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.