Señales de que estás demasiado cómodo en tu relación

Señales

A veces surgen señales de que estás demasiado cómodo en tu relación. Las rutinas pueden ser excelentes en el trabajo. Sin embargo, la estructura de rutina en una relación a largo plazo puede sofocar la intimidad entre alguien y su pareja. Aprender a condimentar las cosas y crear una relación más satisfactoria es una buena idea. Lo más importante es localizar las señales.Las citas y las primeras etapas de la luna de miel de cualquier relación están llenas de besos y abrazos apasionados. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, muchas parejas se encuentran besándose menos a medida que su relación se vuelve más rutinaria.

Besarse es un acto sensual y muy erótico y no debe reservarse solo para el sexo. Sin duda, una de las señales más significativas de la cercanía de la rutina.

Para mantener una relación saludable con tu pareja, trata de mantener esos momentos de espontaneidad agarrando a tu pareja con la guardia baja para un beso apasionado. Esto podría suceder tan pronto como llegueis a casa del trabajo, en una cita en el cine o, simplemente, mientras camináis juntos por la calle. 

De manera similar a la disminución en los besos, una pareja que se ha vuelto demasiado cómoda el uno con el otro también puede notar una reducción en la cantidad de sexo y la calidad del sexo que ahora tienen. Otra de las señales. Lo que solía ser una vida sexual apasionada y variada pronto podría volverse monótono y un poco rancio.

Una buena vida sexual requiere tiempo y esfuerzo por parte de ambas partes para mantenerla, así que no siempre tomes la opción fácil, sino toma tiempo para planear momentos íntimos con tu amante y considera la introducción de juguetes sexuales. Una forma de variar.

Es mucho más fácil dormir desnudo que desvestirse cada hora para la próxima sesión de sexo. Una señal segura de que te estás relajando demasiado en tu relación es cuando vuelves a ponerte el pijama.

Si te encuentras desplomándote en el sofá con tu pareja vistiendo una camiseta de gran tamaño y tu vieja sudadera con capucha de la universidad, entonces es hora de que te manejes y visites la tienda de lencería más cercana. ¿Por qué no ir de compras junto con su pareja para que pueda elegir algunas piezas sexys que os gusten a ambos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.