El erotismo abstracto y la fantasía

Fantasía

El erotismo abstracto y la fantasías son fundamentales para el sexo. La sexualidad se trata de nuestra motivación para explorar nuestras fantasías tanto durante la masturbación a solas como durante el juego sexual con un amante. Nuestra capacidad de alcanzar el orgasmo depende en última instancia de lo que sucede en el cerebro. La excitación masculina tiende a ser automática con un amante, por lo que a menudo nos centramos en la mecánica del sexo. Pero los aspectos psicológicos del sexo son fundamentales para lograr el orgasmo.

El componente intelectual de la capacidad de respuesta es el grado en que una persona disfruta de las fantasías y la excitación mental. Todo hombre experimenta alguna forma de fantasía sexual, incluso si solo se pregunta cómo se ve una mujer desnuda. La mayoría de los hombres se masturban y necesitan usar la fantasía para alcanzar el orgasmo. La fantasía es un requisito previo del orgasmo femenino porque incluso las mujeres receptivas no se excitan con los estímulos eróticos del mundo real como los hombres.

La forma en que exploramos la actividad sexual tanto solos como con un amante depende de tener una imaginación creativa. Al igual que con la inteligencia, existe la capacidad de respuesta potencial en bruto con la que nacemos y luego está nuestra motivación para usarla. Es la capacidad de usar nuestra imaginación lo que nos permite disfrutar de la excitación y el orgasmo fuera del escenario reproductivo del coito. Algunas personas encuentran esto más fácil de hacer que otras. Debido a la timidez y la vergüenza de hablar sobre el placer sexual, pocas personas maximizan su potencial.

Lo que excita varía según el género y la orientación. La visión masculina y femenina de lo erótico es muy diferente. Una persona eróticamente receptiva puede no comprender que los demás no están necesariamente interesados ​​en las fantasías. Incluso los hombres que son muy receptivos no están necesariamente interesados ​​en conceptos, fantasías y representaciones eróticas. Es posible que prefieran tener relaciones sexuales.

Hay una diferencia entre la capacidad de respuesta de un hombre y su disfrute de las excitaciones eróticas. La gran mayoría de los hombres se concentra exclusivamente en las oportunidades de tener relaciones sexuales. Otros hombres, a menudo los más educados, disfrutan de las fantasías, la masturbación solos y las actividades preliminares con un amante.

Un hombre con una imaginación creativa puede liberarse únicamente mediante la masturbación. También puede querer pasar más tiempo disfrutando del placer sexual con un amante. Esto impacta en su amante. Las mujeres no siempre quieren participar en juegos sexuales prolongados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.