El sexólogo en nuestra sociedad

Sexólogo

El sexólogo se ha convertido en un profesional muy demandado en nuestra sociedad. Nuestro modelo de vida, sin duda, ha ayudado a que así sea. Cuando hablamos de un sexólogo, o de una sexóloga, por supuesto, lo estamos haciedno de un profesional que es capaz de estudiar la sexualidad humana para, a través de ese estudio, tener la capacidad para informar, orientar, asesorar e intervenir ante la aprición de problemas relacionadas con la sexualidad tanto a nivel individual como de pareja. Ahí es nada.

Pero no todo el campo de actuación del sexólogo tienen relación con la actividad clínica. También existe un amplio espectro de actuación relacionado con la investigación de los diferentes aspectos que engloba la sexología. Sin olvidar, por supuesto, la importante función de divulgación que pueden llegar a realizar. De heco, esta última cuestión resulta fundamental.

A veces nos preguntamos cuál es formación que debe realizar una persona para acabar convirtiendose en sexólogo o sexóloga. Bien, en España, con frecuencia se trata de personas que cuentan con un grado relacionado con la sanidad, como la medicina, enfermería o psicología, y que, continúan su formación con un máster de postgrado en sexología. Sin embargo, tambie´ne s posible que personas con formación relacionada con la educación, como psicopedagogos, o con el trabajo social, acceden a este máster de postgrado.

Como hemos visto, los caminos formativos que el sistema educacivo nacional ofrece aquellos que quieren convertirse en sexólogos o sexólogas son bastante variados. Sin duda, esta variedad tiene que ver con las diferentes perspectivas desde las que se puede atacar una ciencia como la sexología. La variedad entre las diferentes ópticas que se dan en una materia de características tan peculiares como esta amplía mucho el campo de la posible investigación.
De hecho, la sexología ofrece un punto de encuentro entre un buen numero de especialidades científicas, psicológicas y sociales. Sin duda, esta intersección hace que especialidades, a priori, muy diferentes resulten imprescindibles para entender el trabajo de un sexólogo en toda su amplitud. Sin duda, la colaboración entre profesionales de diferentes ramas suponen un preciado valor para el avance de la sexología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.