El succionador masculino

Succionador masculino

El succionador masculino, también existe. Aunque muchos no se hayan enterado. Es ciero que si ha habido un jugete sexual que ha recvolucionado el mercado es el succionador de clítoris. Durante algunos momentos del año pasado, incluso llegó a estar agotado en algunas ciudades españolas. Sin embargo, este tipo de juguetes sexual no está disponible solamente para mujeres. Ni mucho menos. También existe un succionador masculino que, al parecer, también cumple con las espectativas.

El succionador masculino es un acilindro fabricado en una silicona blanda que cuenta con una sucesión de pliegues espirales internos que tratan de dotar de un tacto realista al artefacto. En este cilindro se ha de introducir el pene. El objeto se ajusta a la medida requerida, de forma que fuciona de igual manera para todo tipos de penes, ofreciendo una experiencia placentera independientemente del tamaño del mismo.

Tras presionar un botón, el succionador masculino crea un efecto de vacío en el interior de la cámara. Ofrece diferentes velocidades y modos de funcionameniten. De esta manera, se puede jugar con la intensidad deseada dependiendo de variables como el nivel de excitación de cada instante. Además, por si fuera poco, la cámara interna puede calentarse para, de este modo, ofrecer una sensación aún más intensa.

Parece que con el succionador masculino, de la misma manera que ocurre con el femenino, la satisfacción sexual está garantizada. La inmensa mayoría de los hombres que lo prueban tienen una opinión muy positiva de este juguete sexual. Casi todos coinciden en lo util y funcional que resulta este juguete para adultos.

De la misma manera que sucede con el succionadro de clítoris, hemos de poner al succionador masculino en su justo lugar. Por supuesto, un juguete sexual no puede, en ningún caso, sustituir a una persona. Sin embargo, sí podemos decir que se trata de un objeto que, bien utilizado, proporciona sensaciones relativamente cercanas a las experimentadas en encuentros sexuales convencionales. De la misma manera que sucede en con versión femenina, podemos incorporar este juguete sexual a nuestros encuentros sexuales con otras personas, haciendo que estos cuenten con un punto más de excitación y diversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.