Cómo mejorar la erección

Mejorar la erección
Mejorar la erección es algo que toma un especial valor en los hombres a partir de los 50 años de edad. Lógicamente, los músculos pierden su fuerza con la edad. Cada vez puedes  levantar menos cosas pesadas, cuesta subir escaleras o hacer flexiones. Evidentemente, no es lo mismo que  cuando tenías 20 años. Los músculos del suleo pélvico también se debilitan, y esto puede tener consecuencias para tu vida sexual. Sin duda, vienen bien trabajar par mejorar la erección.

Los músculos pélvicos fuertes hacen que sea más fácil lograr una erección firme y mantenerla. Te ayudan a controlar tu orgasmo y a prolongar el placer para ti y tu pareja. Y los músculos fuertes también te dan mejores orgasmos, hacen que la sensación de las contracciones rítmicas en tu pelvis sean más fuertes. ¿Y quién no querría eso? Vamos amejorar la erección.

Así es como funciona: imagina los músculos del suelo pélvico como una hamaca que se puede tensar, levantar y relajar. La hamaca tiene pasajes para la uretra y el recto, y en las mujeres, también para la vagina. Cuando la hamaca está relajada y baja, pueden pasar orina, gases y heces. Si no pudieraz controlar tu suelo pélvico, la hamaca estaría relajada todo el tiempo. Tanto el recto como la vejiga se vaciarían sin que pudieras detenerlo.

En niños y jóvenes, los músculos son fuertes. Pero a medida que se envejece y los músculos se debilitan, puede comenzar a gotear un poco de orina y ocasionar gases ocasionalmente. También puedes sentir un impulso repentino de orinar y es posible que no puedas llegar al baño a tiempo. Y todo empeorará si no comienzas a fortalecer esos músculos. Como puedes imaginar, puede haber algunas situaciones realmente incómodas.

Los ejercicios de Kegel ayudan a a muscularlos y, por lo tanto, a mejorar la erección. Vamos a explicarlos brevemente:

      • Aprieta los músculos como si trataras de dejar de pasar gases
      • Aprieta tanto como puedas y cuenta lentamente hasta diez
      • Relájate, cuenta hasta diez y vuelve a apretar
      • Intenta hacer los ejercicios dos veces al día y 8-10 veces cada vez.
Si no está sseguro de estar usando los músculos correctos, puedes intentar hacer ejercicio mientras está acostado boca arriba con las rodillas flexionadas. Esta posición hace que sea más fácil sentir que los músculos se contraen. También puede intentar detener el flujo mientras está orinando. Si puedes hacer eso, estás utilizando los músculos correctos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.