La excitación es psicológica

Excitación psicológica

La excitación es psicológica. El impulso sexual de los hombres los motiva a obtener la liberación sexual a través del coito. Las mujeres no tienen un órgano sexual erecto que puedan usar para penetrar a su pareja. Entonces asumimos que las mujeres obtienen su liberación sexual al ser penetradas. Pero el impulso sexual siempre es penetrar. La motivación para penetrar proviene de la mente de un hombre que tiene una erección. Por lo tanto, la excitación es psicológica.

Los hombres piensan en el sexo de forma mucho más frecuente y explícita que las mujeres por razones hormonales. Hay muchos factores desencadenantes de la excitación masculina en el transcurso del día. Desde mujeres en la calle hasta vallas publicitarias de ropa interior femenina. Los hombres también se excitan al besar y acariciar a un amante.

Cuando las mujeres engordan, se ponen feas o envejecen, algunos hombres ya no se sienten atraídos por sus esposas. Otros hombres descubren que la falta de entusiasmo de su esposa por el sexo se convierte en un desaliento. Otros hombres se excitan biológicamente, independientemente del atractivo o el entusiasmo de su pareja. Sin duda, esta respuesta está ligada a las expectativas. Cualquier hombre que vea porno tendrá grandes expectativas que la realidad no necesariamente puede cumplir. Al menos, sin pagar.

La idea de que un hombre tenga un orgasmo con la cabeza llena de pensamientos no sexuales es impensable. Por supuesto, su mente está completamente ocupada por las imágenes, los sonidos y las sensaciones de la actividad sexual con un amante. Durante la masturbación, su mente se concentra en una fantasía o un estímulo visual como la pornografía. Un hombre está motivado a masturbarse debido a los pensamientos sexuales que disfruta. Por lo general, las mujeres no son conscientes de que el orgasmo implica un enfoque mental en el erotismo.

Un hombre se excita cuando quiere tener sexo con penetración, que es cuando tiene una erección. Entonces, los hombres asumen que si una mujer está dispuesta a tener relaciones sexuales, debe estar igualmente excitada. Si embargo, a veces no es así. La excitación, sin duda, es una cuestión psicológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.